18/06/2013

AnaFocus, una empresa andaluza líder en producción de micro-chips para cámaras de alta precisión

Share

La compañía exporta la totalidad de su producción fuera de España

Share

AnaFocus es una empresa sevillana que diseña, produce y comercializa micro-chips y sensores inteligentes tanto estándar como personalizados para sistemas de inspección industrial, científico, médico y de  alto nivel de vigilancia. 

AnaFocus comenzó a funcionar en 2004, con su sede establecida en el Parque Científico y Tecnológico Cartuja de Sevilla, dando empleo a 50 trabajadores entre ingenieros y técnicos. Las instalaciones de la compañía ocupan una superficie total de 1.000 metros cuadrados; cuenta con un cuarto dedicado a instalaciones técnicas, incluyendo laboratorios de pruebas ópticas, laboratorios de calificación, y las instalaciones de sala blanca de sensor de imagen de la oblea-tipo y la prueba de envasado-muestra.

AnaFocus trabaja para los fabricantes de cámaras de primer nivel en desarrollo en todo el mundo de soluciones de visión del sensor de imagen innovadora y de diversos sectores de aplicación. La empresa exporta el 100% de su producción siendo el mercado nipón uno de sus principales clientes. AnaFocus ha experimentado un incremento constante en sus cifras de negocio, aumentado más de un 40% en 2011, un 80% en el año 2012 y con una previsión de incremento del 60% para este 2013.

Para financiar los costes de este desarrollo ha compaginado esta actividad principal con la prestación de servicios de diseño de micro-chips, modelo de negocio de servicios. Esta inversión en I+D ha cristalizado en la comercialización junto con terceros de sistemas de visión avanzada de “single-chip” para imagen y visión industrial.

AnaFocus acudió a los Fondos Reembolsables de la Agencia IDEA con el objetivo de empezar el diseño y comercialización de una nueva generación de estos sistemas de visión de forma libre en el mercado, es decir sin asociaciones con terceros, capitalizando de esta manera el “know-how” propio y la tecnología propietaria de AnaFocus. Los fondos reembolsables se utilizaron para adquirir activos informáticos, herramientas software para diseño micro-chips, puesta en marcha de un laboratorio con “sala-blanca” para internalizar procesos claves de la producción de micro-chips y su correspondiente personal técnico para su operación, y contratación de equipo de gestión comercial, marketing e internacionalización de alto-nivel para implementación del nuevo plan estratégico.