23/10/2015

Lasergran extiende su red de fabricación nacional dedicada a tecnologías de corte por láser para materiales metálicos

Share

La firma granadina ha abierto recientemente una nueva planta en Valencia y pretende seguir creciendo gracias a la incorporación de maquinaria especializada en este tipo de servicios para diversos sectores e industrias

Share

Disponer de las últimas tecnologías en su sector de actuación es fundamental para que una empresa pueda posicionarse de manera competitiva y ofrecer productos y servicios de alta calidad. Ese es el caso de Lasergran, empresa granadina especializada en el corte de materiales por láser, transformados metálicos, y otros servicios de subcontratación industrial (calderería, planchistería, mecanizados, etc.).

Esta compañía se ha situado como una de las firmas nacionales más destacadas en este ámbito gracias a su apuesta por la mejora continua de sus procesos de fabricación y la incorporación de maquinaria de precisión de última generación. La empresa ha puesto en marcha recientemente una nueva planta en Valencia y pretende seguir creciendo con nuevas instalaciones en otros puntos de la geografía española para así crear una red de producción que pueda dar servicio a empresas de todo el territorio nacional, según señala Antonio Urbano, gerente de Lasergran.

Lasergran

“La empresa cuenta actualmente con una facturación de 14 millones de euros, hemos creído en los últimos años a pesar de la crisis, y disponemos de unos 80 trabajadores”, afirma Urbano. La empresa tiene su sede central en Santa Fe (Granada), y cuenta con otras dos delegaciones en Madrid y Valencia. Esta última acaba de arrancar, y la empresa ya ha puesto sus miras en crear nuevas instalaciones de manera que le permita crear una red de fabricación nacional completa.

Nuestra idea es cubrir también la zona de Cataluña y de Castilla y León, para así dar servicio a las empresas de esas áreas. Además, queremos ampliar nuestras actuales líneas de negocio y dar servicios a nuestros clientes, potenciando la división de piezas terminadas y ejecutando así proyectos de otras empresas”, añade.

Lasergran surgió por la necesidad que la industria andaluza tenía en general de equiparse de maquinaria de última tecnología para determinados servicios industriales, como es el caso de los materiales metálicos. “Ya teníamos una empresa de fabricación de maquinaria que demandaba esos servicios y vimos que en el mercado andaluz no existía una empresa que realizara esas prestaciones. Analizamos la situación y después de realizar algunos viajes al extranjero, observamos que era una forma de trabajar muy habitual en otros países, por lo que decidimos poner en marcha Lasergran. Requería un nivel de inversión alto y nosotros lo asumimos para dar ese servicio a clientes terceros”, explica el gerente.

La compañía se dedica hoy día a la fabricación de piezas metálicas por diferentes procesos. Uno de los fundamentales es el corte por láser, que poco a poco han ido ampliando para aportarle otros tratamientos, como plegados, ciertos mecanizados, hasta llegar a piezas completamente terminadas.

Lasergran2

La empresa comenzó a trabajar con pequeños clientes, talleres y fábricas de dimensiones reducidas y ha ido extendiendo el negocio hasta lograr acceder a grandes productores o suministradores de la industria del automóvil. “Prefieren no hacer la inversión en este tipo de tecnología o maquinaria para producir sus piezas y confían en nuestro servicio”, asegura Antonio Urbano.

“Trabajamos permanentemente con los medios tecnológicos e informáticos más avanzados, unidos a unas instalaciones de más de 6.000 metros cuadrados que permiten ofrecer un servicio de gran calidad a nuestros clientes”, concluye.

En este camino de crecimiento, Lasergran ha contado con el apoyo de la Agencia IDEA, a través de fondos de la Subvención Global de Andalucía 2007-2013, que le ha permitido disponer de financiación para las altas inversiones que requiere su maquinaria y tecnología. “Su apoyo nos ha permitido afrontar estos costes a unos plazos más cortos, sobre todo en lo que se refiere a la adquisición de equipos de fabricación y la instalación de nuevo software. Ha sido una ayuda importante; de no haberla tenido nuestro crecimiento hubiera sido más lento”, indica el gerente.