21/05/2013

Galenda, el mejor ejemplo de que el emprendimiento no es sólo para los jóvenes

Share

La empresa se marca como siguiente reto comercializar Galenda online

Share

María Victoria Martín Yébenes había dedicado toda su vida a cuidar de su marido y su hija. Era un ama de casa cordobesa que superaba ya la cincuentena. Con una edad en la que ya podía pensar en retirarse y descansar, esta vecina de Priego de Córdoba decidió crear su propia empresa. Así nació Turrolate Galenda, una pyme dedicada a la elaboración y venta de uno de los productos artesanales de más tradición en Priego de Córdoba: el turrolate. La decisión de emprender estaba tomada pero fueron necesarios cuatro años de investigación en la cocina para desarrollar una receta maestra. En este tiempo al proyecto se unieron dos nuevas socias que se encargan de elaboración y producción del turrolate, Rafaela y Remedios. Ellas tres elaboran, producen y comercializan Galenda. 

El proyecto consiste en la fabricación de turrolate con la marca comercial Galenda, un producto confitero de alto valor nutritivo y energético con cualidades intermedias entre el turrón y el chocolate; el chocolate tiene un mínimo de un 50% de cacao, mientras que el turrolate tiene entre un 7 y 8% de cacao. Los ingredientes del producto son harina de trigo, azúcar glas, almendra o cacahuete, cacao y especies como canela entre otras.

La receta la tenían y la ilusión les sobraba pero necesitaban una inversión inicial para poner en marcha la empresa y ahí recurrieron a la Agencia IDEA. Presentaron su proyecto y recibieron un fondo en forma de crédito blando que les ha servido para hacer frente a las necesidades de circulante de la empresa en momentos de déficit de tesorería, para cubrir los gastos en acciones comerciales y para la compra de maquinaria para fabricar el turrolate.

http://www.galenda.es