junta de andalucia
union europea
europa
slider
Idea informa

Cerca de 200 empresas y centros de innovación acuden a las últimas convocatorias de ayudas a la I+D

La propuesta de inversión de estas entidades supera los 112 millones de euros para Unidades de Innovación Conjunta y Proyectos Colaborativos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas



El estímulo de la I+D andaluza sigue siendo la prioridad de la Agencia IDEA. Ha logrado movilizar a cerca de 200 empresas y centros de innovación en su última convocatoria de incentivos a la innovación y el desarrollo.

En total, 64 proyectos por valor de 112,7 millones de euros optan a las ayudas para Unidades de Innovación Conjunta y Proyectos Colaborativos. Están cofinanciadas con fondos europeos FEDER.

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía ha  dado un especial impulso a la promoción y conocimiento de estas convocatorias a través de las TIC. El objetivo era que la especiales circunstancias sanitarias  derivadas de la COVID-19 no frenaran el cumplimiento del calendario previsto.

Unidades de Innovación Conjunta

El número de solicitudes presentadas a las ayudas para el desarrollo de Unidades Innovación Conjunta ha aumentado más de un 62% respecto a la la convocatoria anterior. Proceden de 26 empresas y centros de innovación por valor de 27,14 millones de euros de inversión. La convocatoria de proyectos colaborativos cuenta con un presupuesto de 25 millones de euros.

Estos incentivos están destinados a líneas de trabajo conjuntas entre empresas y organismos de investigación y difusión de conocimiento. El objetivo es favorecer su cooperación.

La I+D de Proyectos Colaborativos

Las ayudas a proyectos colaborativos han atraído a 170 empresas con 51 solicitudes que movilizan una inversión de casi 86 millones de euros.

Son iniciativas de investigación industrial o desarrollo experimental en colaboración entre varias empresas. De sus trabajos pueden formar parte organismo públicos o privados de investigación. Deben tener capacidad de arrastre tecnológico y posibilidad de efectos industriales en caso de éxito.