junta de andalucia
union europea
europa
slider
Idea informa

Andalucía genera el 30% del empleo de empresas de parques científicos y tecnológicos nacionales

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas


Los parques científicos y tecnológicos andaluces generaron en 2019 un total de 54.089 empleos directos. Esta cifra representa un 30,29% del total de puestos de trabajo de entidades alojadas en estos recintos en España, que suma 178.535. Así lo ha destacado el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, durante la XVIII Conferencia Internacional de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE). Según Velasco, “captar y retener una fuerza laboral cualificada es crucial para fortalecer la competitividad y asentar empresas innovadoras y los parques científicos y tecnológicos son los enclaves más apropiados para ello por su gran capacidad de creación de sinergias y transferencia de conocimiento”.

Los diez parques científicos y tecnológicos andaluces son PITA, en Almería; Tecnobahía, en Cádiz; Rabanales 21, en Córdoba;  PTS, en Granada; PCTH, en Huelva; Geolit, en Jaén;  PTA, en Málaga; y Aerópolis, PCT Cartuja y Dehesa de Valme, en Sevilla). En total, aglutinan a 1.574 empresas, que representan el 19,36% de las 8.130 del conjunto de los 51 parques tecnológicos existentes en el país, según información facilitada por la APTE. 

Actividad económica e inversión en I+D

La actividad económica generada por estos recintos en Andalucía ascendió el ejercicio pasado a 6.355 millones de euros. Esto supone el 21,25% del total español, que se situó en los 29.907 millones de euros. De cada cinco euros facturados en empresas de PCT, más de uno corresponde a entidades ubicadas en parques andaluces. Y aún es mayor la proporción de inversión en I+D. Así, durante 2019 la inversión en I+D en estos recintos alcanzó 1.264 millones de euros, de los que 307 (el 24,28%) correspondieron a parques andaluces.

El Parque Tecnológico Aerópolis, en La Rinconada

La Junta de Andalucía participa en el capital de ocho de los diez parques científicos andaluces. Se trata de los espacios tecnológicos PITA, Tecnobahía, Rabanales 21, PTS, PCTH, PTA, Aerópolis y PCT Cartuja.

Ecosistemas empresariales de futuro

Durante su intervención, Rogelio Velasco ha asegurado que “los parques científicos y tecnológicos son espacios singulares donde se puede intensificar la presencia de actuaciones encaminadas a reforzar un sistema productivo donde la digitalización y la tecnología deben tener, necesariamente, cada vez más presencia”. Por este motivo, ha indicado, “en Andalucía apostamos firmemente por los parques como ecosistemas empresariales de futuro, impulsores de estrategias regionales y promotores de iniciativas de transferencia de tecnología.

El consejero ha hecho hincapié en que Andalucía ofrece, frente a otras ciudades europeas, “una situación estratégica privilegiada como destino para trabajadores remotos de la Economía Digital, tanto los ubicados en los principales polos productivos nacionales, como en Europa o en el resto del mundo”.

XVIII Conferencia Internacional de la APTE

La XVIII Conferencia Internacional de la APTE ha tenido como anfitrión al PCT Cartuja y la temática se ha centrado en el “Talento y Territorio”. Velasco ha apuntado que, conscientes de la importancia de estos dos conceptos, la Junta de Andalucía acaba de aprobar la formulación del Plan de Captación y Retención de Talento Innovador y Digital en Andalucía, que tiene por objetivo atraer profesionales de la Economía Digital, de alta cualificación y especialización y que desarrollen su actividad en Andalucía, tanto a través del teletrabajo como desde empresas tecnológicas ubicadas en la región.

El Parque Científico y Tecnológico Cartuja, en Sevilla

Esta iniciativa se define como un instrumento de planificación y ejecución de actuaciones para convertir a nuestra Comunidad en un lugar de referencia para los profesionales de la Economía Digital, presentándose como el entorno ideal para vivir y trabajar. A través de este instrumento de planificación se pretende, además, la conexión de nuestra tierra con los principales polos tecnológicos internacionales para establecer mecanismos de colaboración que permitan, de manera remota y con base en nuestra región, acceder a puestos de trabajo en sus principales compañías tecnológicas.