junta de andalucia
union europea
europa
slider
Idea informa

Economía apoya la transformación digital del sector industrial andaluz con casi 26 millones

Velasco presenta el diagnóstico de la Junta sobre la industria 4.0 en la región, que arroja que el 4% de las empresas encuestadas destina recursos a la digitalización y que el 38,28% tiene automatizadas todas sus líneas de producción con presencia continua de operarios

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas


El consejero Rogelio Velasco en su despacho

La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad apoya la transformación digital del sector productivo andaluz con una inyección de casi 26 millones de euros en incentivos. Así lo ha puesto de relieve el consejero Rogelio Velasco en la jornada virtual ‘Industria 4.0 en Andalucía: Situación actual y retos’, organizado por la Junta junto a la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y el Colegio de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental

En este encuentro virtual, en el que también ha participado el presidente de la CEA, Javier González de Lara, la Consejería de Economía ha presentado el ‘Diagnóstico de la situación de la industria 4.0 en Andalucía’. Se trata de un informe que mide el grado de madurez digital del tejido industrial de la comunidad, que suma casi 26.200 empresas -el 14% del sector nacional-, e identifica las necesidades y retos que se deben afrontar para mejorar su competitividad.

Oportunidades para la recuperación

Velasco ha destacado en su intervención que “la experiencia de la pandemia acelerará la transición digital en las empresas, ya que también en este proceso pueden encontrar oportunidades para la recuperación post-COVID”. En ese sentido, ha apuntado que “las mismas tecnologías que ahora permiten estar conectados son las que están sirviendo para rastrear y registrar patrones de comportamiento del virus o para, por ejemplo, reproducir respiradores artificiales, proyectos en los que están participando muchas industrias andaluzas”.

A su juicio, “son fundamentales para contribuir a recuperar la economía en el marco del nuevo paradigma tecno-productivo, surgido de la convergencia del mundo virtual con los productos y objetos del mundo real, gracias al desarrollo de tecnologías punteras como la nube, 5G, machine learning, big data o inteligencia artificial”. 

Transformación digital de las pymes

El titular de Economía ha explicado que, desde el inicio de la legislatura, la transición digital ha sido una prioridad del Ejecutivo andaluz y prueba de ello es ese respaldo económico de 26 millones de euros. De ese montante global, 22 millones corresponden a la línea de ‘Transformación digital de las pymes’, que se enmarca en el Programa de ayudas para el Desarrollo Industrial, la Mejora de la Competitividad, la Transformación Digital y la Creación de Empleo, gestionado por la nueva Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) con cofinanciación europea.

Esta línea de subvenciones sufraga proyectos contratados por pequeñas y medianas empresas para la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación TIC) que contribuyan a mejorar su competitividad y productividad. Entre las actuaciones que se pueden acoger a estos incentivos se encuentran los servicios de comercio electrónico, marketing digital, digitalización de los procesos de negocio o confianza digital, entre otros. 

Más de medio millar de proyectos aprobados

Precisamente, en la actual coyuntura marcada por la crisis sanitaria del COVID-19 esta convocatoria de ayudas ha adquirido una especial relevancia, de ahí que la Consejería de Economía decidiera incrementar en nueve millones adicionales su presupuesto inicial de 13 millones para facilitar que las pymes se doten de los medios técnicos necesarios para  posibilitar el teletrabajo de su personal. Esta línea acumula ya 508 proyectos aprobados con una subvención concedida de ocho millones de euros. 

A esos 22 millones se suma otra dotación de ayudas en especie por valor de 3,6 millones de euros dirigida a ofrecer asesoramiento especializado en materia de digitalización a las pymes, incluidas las de carácter industrial. La previsión de la Consejería de Economía es poderla lanzar en el segundo semestre del año. 

A través de este programa de ayudas en especie, las empresas podrán acceder a dos tipos de servicios de consultoría. El primero está centrado en la relación con el cliente, que incluye definir y llevar a cabo un plan de acción para usar los medios digitales con esa finalidad. Y el segundo permite determinar el grado de madurez digital de la empresa y poner en marcha una hoja de ruta para avanzar en la transformación digital del negocio en todos sus ámbitos. 

El diagnóstico de la industria andaluza

Andalucía es la segunda comunidad autónoma, por detrás de Cataluña, con mayor número de firmas industriales, que suponen el 10,5% del PIB de la región. Rogelio Velasco ha advertido que “aunque muchas de las empresas ya están integrando la industria 4.0 en sus negocios, con ejemplos destacados en sectores como la aeronáutica y la automoción, aún queda camino por recorrer”. 

De acuerdo con el diagnóstico elaborado por la Consejería de Economía, la mayor parte de las empresas industriales andaluzas asumen la relevancia de la transformación digital para sus negocios. Así, un 80,20% de las encuestadas declaran que este proceso es importante, pero sólo un 4,29% tiene objetivos concretos definidos y está dedicando recursos para ello.

Formación para directivos

Más de la mitad de las empresas encuestadas (55%) considera adecuado el nivel de competencias digitales de sus empleados y el 72% ofrece formación a su plantilla. Además, casi dos de cada tres (64%) afirman desconocer las metodologías más recientes para optimizar la gestión y operativa de sus proyectos. “Por eso la formación de los equipos directivos sigue siendo fundamental”, ha apostillado. 

Al respecto, Velasco ha aclarado que en marzo finalizó el programa dirigido a responsables de empresas industriales con el objetivo de que conozcan en profundidad las tecnologías habilitadoras y los cambios que su aplicación supone en los procesos productivos. “Ante el interés que ha despertado, ya estamos trabajando para lanzar otro en septiembre”, ha apuntado para añadir, a continuación, que “la intención de la Consejería es también repetir las jornadas ‘El viaje hacia la industria 4.0’ para sensibilizar a todas las pymes del sector sobre los beneficios de esta industria.  

Gestión contable

De acuerdo con el diagnóstico y en lo que respecta a la digitalización de los principales procesos, existe un amplio uso de herramientas ofimáticas y de gestión contable: un 98,33% indica que utiliza herramientas ofimáticas, un 64,67% que se vale de herramientas de gestión contable y un 15,67%, de herramientas de administración de procesos y recursos. 

En los procesos productivos, por el contrario, hay poca implantación de la automatización tanto en la fabricación, la gestión de almacenes como en la trazabilidad de materias primas o la logística. El 38,28% indica que todas sus líneas de producción están automatizadas pero que requieren de presencia continua de operarios. Solo un 8,25% tiene una automatización plena. En cuanto a métodos y sistemas digitales utilizados, destaca la monitorización continua y trazabilidad de materias primas y productos terminados: un 27,67% afirma llevarlo a cabo en sus negocios. 

Asignaturas pendientes

Por el contrario, la optimización del proceso productivo a través del cálculo del OEE (Overall Equipment Efficiency), del IoT (Internet de las cosas) o de la utilización de softwares son prácticamente desconocidos, no superando, en ningún caso, al 1% de las respuestas. El 5,33% de las empresas encuestadas responde hacer uso de la robótica en su línea de producción.

Por otro lado, un 35,32% indica que gestiona la entrada y salida de materias primas y productos terminados en sus almacenes gracias al trabajo de un operario y a través de herramientas digitales básicas (tipo hojas de cálculo). Un 31,35% cuenta con herramientas específicas para optimizar sus almacenes y flujos de materias primas, aunque los registros son realizados por personal operario. En cambio, un 31,02% señala que no tiene digitalizada la gestión de almacenes. Asimismo, el 25,41% indica que hace el mantenimiento de manera preventiva y apoyado en la monitorización de la línea de producción.

La práctica totalidad de las empresas encuestadas dispone de ordenadores, internet y herramientas ofimáticas. En materia de seguridad, la mayor parte de ellas utiliza herramientas de antivirus y copias de seguridad. En cambio, el 17% indica la práctica de protocolos de protección de datos, y un 4% posee documentación con las medidas de seguridad establecidas en la empresa. El consejero de Economía ha subrayado, no obstante, que “los datos recogidos en el informe reflejan también un gran margen de mejora en cuestiones de seguridad, herramientas de gestión de clientes, así como en la implantación de tecnologías avanzadas, como la robótica, en las líneas de producción”.